Home Cinema Cicle de Cinema-Documental
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

El SIGLO

Cicle de Cinema-Documental

Correu electrònic Imprimeix PDF
arropiero

Dimecres 10 de Febrer (21:45h):

Presentació a la llibreria EL SIGLO del documental creatiu "ARROPIERO, EL VAGABUNDO DE LA MUERTE", dirigit pel reconegut cineasta català Carles Balagué, explora i rememora la figura de Manuel Delgado "el Arropiero",  l'assassí en sèrie espanyol més mortífer de la història i també el més cèl.lebre. Un depredador vestit de captaire que es va convertir en una mena de cel.lebritat de la crònica negra del païs, a les acaballes del franquisme. Comptarem amb la presència i participació d'alguns dels protagonistes del film, psiquiatres i terapeutes que van tractar al famós homicida durant les seves llargues estades a diverses institucions mèdiques i penitenciàries. D'ells rebrem impressions de primera mà en una interessantíssima introducció a la projecció d'aquest documental.

arropiero_2

"Empecé a interesarme por este caso cuando estaba terminando la carrera de Derecho y en seguida me di cuenta de que no era el típico delincuente de la cuerda de presos sino alguien que mataba de forma aleatoria, indiscriminada y sorprendente", sentenció Balagué quien añadió que "entre las víctimas se encontraban tanto burgueses de doble vida, como hippies, homosexuales inconfesos, prostitutas o mujeres mayores" declara el director, Carles Balagué.

"El mayor asesino de la Historia de España murió el dos de febrero del pasado año  (1998) en la cama de un hospital. Nunca fue juzgado por ninguno de los crímenes que se le imputaban. Confesó haber acabado entre 1964 y 1971 con la vida de 48 personas, pero la policía sólo pudo investigar 22 de ellos y probar su participación en ocho. Varios informes clínicos lo calificaron de mentalmente desequilibrado y la Audiencia Nacional archivó su causa provisionalmente en junio de 1978, ordenando su internamiento en el Hospital Psiquiátrico de Carabanchel, en Madrid. La reforma del Codigo Penal obligó en 1996 a la Audiencia Nacional a excarcelarlo y trasladarlo al psiquiátrico de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), cerca de donde vivía su familia. Una afección pulmonar, típica en fumadores compulsivos, fue la causa de su muerte.

Se llamaba Manuel Delgado Villegas, pero toda España le conocía como El Arropiero. Había nacido en Sevilla, aunque él nunca lo supo a ciencia cierta, el 25 de enero 1941. Era analfabeto. Tenía la mirada ligeramente extraviada, el cuerpo rocoso y la cabeza destartalada. Lucía un bigote despeluchado como el de su admirado Cantinflas y presumía de haber aprendido en la Legión un sinfín de golpes de kárate y llaves de judo. Su carné de identidad genético revelaba que pertenecía al grupo de la llamada "doble Y", fenómeno cromosomático al que corresponde un altísimo nivel de criminalidad. Tanto el asesino de las enfermeras de Chicago como el celebre estrangulador de Boston padecieron el mismo desajuste." (text extret de la revista del diari El Mundo)


Arropiero3

"Carlos Balagué hizo un documental sobre este asesino en serie. Sabiendo lo que tenía entre manos y el impacto que la personalidad de Arropiero iba a causar en el espectador, no trata de suavizar al personaje, sino de potenciar sus rasgos mediante un estilo sencillo, aparentemente convencional, pero de mínimos trazos, muy estudiados, y de un montaje claro, respetando la narratividad y aportando en el momento oportuno, información adicional.

El retrato robot del asesino en serie está construido con clarividencia y seriedad, intentando comprender su nivel de animalidad y frialdad. La vida de Arropiero tuvo tantas aristas que escapó a la Sociedad española de los setenta. Embaucador, mentiroso, simpático y depredador por naturaleza, su personalidad contrastaba con sus crímenes, brutales, sorprendentes y aleatorios.

Pero el documental pone también el acento en su amistad con los policías que le detuvieron, con los que viajó por toda España con una maleta de sumarios por resolver. ¿Por qué nadie sabía de sus crímenes, al menos cuarenta y ocho potenciales de los que se le inculpó, hasta que él mismo se entregó después del cometido en el Puerto de Santa María el 18 de Enero de 1971?

Está claro que, ni siquiera hoy, el sistema social está preparado para este tipo de personas. Sitios tan mundanos como los manicomios o las cárceles no sirven. Es por eso que la única manera de combatir a esta lacra fue encerrándole y medicándole hasta convertirlo en un vegetal. El franquismo quiso ocultar el caso, se perdió su sumario varias veces, y debido a la brutalidad de sus crímenes, sólo se investigaron veintidós de los cuarenta y ocho que confesó.

El hecho de matar le enorgullecía y su meta era ser el mayor asesino de la historia. Al final del documental se insertan unos planos grabados con videocámara de las reflexiones que este hombre hacía sobre la vida y la sociedad y que no desvelaré, ya que son tan demoledores que ni siquiera la escritura puede trasladar tales pensamientos." (extret del blog http://destylou-historia.blogspot.com)

 


 

 

Darrera actualització ( dilluns, 8 de febrer de 2010 11:41 )